miércoles, 25 de agosto de 2010

EL HABITO DE ORAR

El Señor nos instruye sobre cómo orar en Mateo 6:6: “Mas tú cuando ores, entra en tu cuarto y cerrada la puerta ora a tu Padre que esta en lo secreto y tu Padre que ve en lo secreto te recompensara en publico”.
Lo mas apropiado es tener un tiempo y lugar para tener nuestra cita diaria con Dios y desarrollar el hábito de la oración. No debemos caer en legalismo, de manera que si uno no puede a hacer el devocional, tenga complejos de culpa. En este caso, uno debe aprender la lección y buscar con más ahínco reunirme con el Señor, pues Él no falla a la cita y sin duda te estará esperando para darte su amor, aligerar las cargas y bendecirte. En Mateo 11:28 Dios nos expresa su deseo por ayudarnos: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados y yo os haré descansar”.
LA INVITACIÓN ES PARA LOS QUE ESTÁN TRABAJADOS, ES DECIR LOS ATRIBULADOS, AFLIGIDOS, ABATIDOS FÍSICA O EMOCIONALMENTE. ELLOS PODRÁN ACUDIR A DIOS Y DEJARLE TODA CARGA, AQUELLO QUE TE HA TOCADO SOPORTAR, AGUANTAR O SUFRIR.
Oración: Padre te alabo y te bendigo y te doy toda la gloria la honra y el honor a ti Dios todopoderoso. Te pido perdón por todos mis pecados y perdóname a los que le he hecho pecar. Te entrego el dia de hoy y mi carga para descansar en ti, Guarda mi Salud y la de mis seres queridos. En el nombre de Jesús envía tu Ángeles para que me protejan a mí y a las personas que quiero y aprecio. Provéeme y cubre todas mis necesidades por que TÚ eres mi ayudador personal. Hoy te pido que me concedas el deseo de mi corazón. Amen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada